Los tokens son utilizados con diversos propósitos, como activos de inversión, fichas para votación, arte digital o monedas de utilidad en una plataforma. A menudo, los términos «tokens» y «criptomonedas» se han utilizado indistintamente para referirse a cualquier unidad digital emitida en una red de contabilidad distribuida (blockchain). Sin embargo, en realidad, son dos conceptos que definen activos distintos, por lo que es importante comprender sus diferencias para entender cómo funcionan, cómo se utilizan y cómo adquieren valor. Vamos a profundizar en este tema.

Es relevante destacar que la palabra «token» es un anglicismo que se refiere a lo que en Hispanoamérica conocemos como «ficha». Este concepto no es exclusivo del mundo de las criptomonedas, sino que tiene una larga historia que se remonta a la antigüedad. Por ejemplo, se utilizaron como monedas en distintos periodos para el intercambio de bienes y servicios, e incluso como forma de pago entre las élites. Sin embargo, con la aparición de las primeras criptomonedas y las redes distribuidas programables, los tokens volvieron a cobrar protagonismo.

En el contexto de Bitcoin y las criptomonedas, cuando hablamos de tokens nos referimos a unidades de valor emitidas en una red distribuida, creadas por organizaciones o individuos con el fin de cumplir una función económica, de gobernanza o representativa en una comunidad. William Mougaya, autor del libro «The Business Blockchain», añade que los tokens son elementos concebidos por entidades para gobernar un modelo de negocio y empoderar a los usuarios, al tiempo que facilitan la distribución y el reparto de beneficios entre los accionistas.

La noción de token está estrechamente relacionada con las empresas de criptomonedas y los usuarios individuales, quienes tienen la capacidad de crear estas unidades mediante el servicio que brindan las redes blockchain para emitir activos diferentes a su moneda nativa. Por ejemplo, aunque BTC es la criptomoneda de Bitcoin, en esta red se han emitido tokens que utilizan su infraestructura para registrar una amplia gama de transacciones.

¿Cuál es el origen de los tokens? Según la numismática, los tokens han existido desde tiempos antiguos como fichas utilizadas para fines contables, monetarios, celebratorios o de recompensa. Tienen una historia de más de 8.000 años y se originaron en la civilización sumeria como una forma de registrar y contabilizar información comercial. Mediante rocas talladas, se podía llevar un registro de la cantidad de grano, ganado o aceite que alguien poseía.

por c1462126

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *